domingo, 11 de septiembre de 2011

MONOGRAFIA EL MITO DE OSIRIS





 LOS DEMONIOS ROJOS DE SETH

CALMA, TU DEMONIO ROJO, TU NUNCA TE ESCABULLIRAS DE AQUEL QUE ES CLARAMENTE SUPERIOR.
Papiro dramático del Rameseum (1800 a.c.) escena XI.

SETH  era el dios de la enfermedad, la tormenta y la confusión, entre los egipcios. El asesino al gran dios OSIRIS quien finalmente será vengado por el hijo de este.
La leyenda de OSIRIS, así como las ceremonias que se derivaron de ella, revisten gran importancia. No solo fueron el alma de la religión egipcia durante miles de años, sino que constituyeron la fuente de inspiración para varias versiones y dramas similares que aparecieron por todo el mundo mediterráneo mas adelante.
Paradójicamente, no existe un texto egipcio que contenga la relación completa de las leyendas de OSIRIS. Existen fragmentos grabados en estelas o anotaciones en papiros incompletos, pero es a los griegos, sobre todo a PLUTARCO, a quienes debemos el conocimiento de una versión completa de la “historia” de OSIRIS.
Algunos estudiosos opinan que este silencio de los textos egipcios en torno a una figura tan importante en su mundo, se debe a que su culto estaba asociado a una doctrina esotérica, transmitida en secreto y vedada por tanto de ser transcripta en los textos oficiales.
OSIRIS, “dios venerable, grande y bienhechor, príncipe de la eternidad” como lo llama un himno, fue generado en la misma forma que las otras deidades, pero esta especialmente cerca de los hombres, es su maestro; su mito, sus misterios, su culto, guían la religión de todo Egipto durante miles de años. Es sagrado, es santo, no se puede aludir a el directamente. Herotodo mismo rehusara hablar explícitamente de “Aquel”.
La leyenda que presentamos a continuación es una versión simplificada para beneficio del lector y esta basada sobre todo en los autores griegos, aunque también considera las fuentes egipcias, incluso la inscripción del templo de Edfu.

LEYENDA DE OSIRIS

NUIT, la diosa del cielo y SIBU, el dios de la tierra, tuvieron cinco hijos: OSIRIS, HERNERIS, SETH, ISIS Y NEFTIS.
El primero de los hijos fue OSIRIS. Tenia un rostro hermoso de piel mate oscura; era muy alto.
RA, el dios del Sol, su bisabuelo, lo mando a llevar a su corte y lo hizo educar tal y como conviene a un heredero del trono.
OSIRIS creció aun mas, y mas tarde se caso con ISIS su hermana y cuando llego a ser rey, ella ayudo activamente en todas sus empresas.
En aquellos tiempos los egipcios eran todavía semi salvajes.
OSIRIS les enseño a conocer las plantas que podrían servirles de alimento, así como la forma de labrar los campos.
ISIS, a su vez, los curo y atendió en sus necesidades. Les enseño a vivir en familia e invento el arte de tejer.
OSIRIS les enseño así mismo el respeto debido a los dioses y el culto que debían rendírseles. Mando a construir bellísimos templos y finalmente edifico grandes ciudades. Y aun hizo algo mas por los hombres. Acompañado por THOTH, el Señor de la Voz, les entrego eso tan maravilloso que es la escritura.
OSIRIS quiso también ser un gran conquistador, pero se adueño de los pueblos con dulzura y persuasión. Partió a través de toda el Asia y de toda la Tierra.
Desde entonces lo llamaron el Ser Bueno, Unnefem: el que se consagra a la salvación de los hombres. Pero estaba destinado a perecer a causa de la ingratitud y el espíritu del mal.
A su lado vivía su hermano, el impio, el violento SETH. Era el tercer hijo de NUIT y tenia la tez blanca y los cabellos rojos, tal como tienen la pelambre algunos asnos (por eso los asnos le han sido consagrados)  Era violento de carácter, receloso, malvado.
Al regreso de OSIRIS, tuvieron lugar en Menfis grandes regocijos para festejar al viajero. SETH aprovecho esta ocasión para apoderarse del trono, cual si fuera un buen hermano, invito a OSIRIS a un gran banquete que ofreció en su honor, al que asistieron los oficiales adictos y cómplices de SETH. Mediante un ardid, logro que OSIRIS se introdujera en un cofre de madera especialmente preparado. En ese momento los traidores sellaron el cofre y lo arrojaron al río Nilo.
ISIS, presa de gran aflicción busco durante mucho tiempo, sin descansar jamás el cofre de su marido. Por fin lo encontró en Biblos, Siria.
Entonces ISIS se refugio en Buto, la ciudad que la vio nacer. Allí trajo al mundo a su hijo, el joven HORUS y allí lo amamanto y allí creció.
Sin embargo SETH, cazando a la luz de la luna descubrió el cofre en el lugar apartado donde ISIS lo había colocado. Al instante descuartizo el cuerpo de su hermano en trozos que disperso al azar.
La desgraciada ISIS, al enterarse de la nueva fechoría, volvió a emprender su doloroso peregrinaje en busca de los restos del cuerpo de OSIRIS. Poco a poco consiguió recuperarlos. Cuando al fin recupero aquellos pobres deshechos, la diosa ISIS llamo en su auxilio a NEFTIS, su hermana, a HORUS, su hijo querido, a THOTH el ibis y a ANUBIS el dios con cabeza de chacal. Arreglo los restos de OSIRIS, los embalsamo y los transformo en una momia imperecedera. Mediante ritos y formulas mágicas consiguieron la resurrección de OSIRIS.
Después de haber resucitado, OSIRIS habito en los islotes arenosos del Nilo, sin envejecer jamás. Mas tarde se marcho, cruzo los mares, hasta que por fin se elevo a los cielos, allí en la Vía Láctea. Su reino eterno esta allá. El Sol y la Luna lo iluminan con sus rayos.
OSIRIS no murió del todo en la tierra. El hijo de OSIRIS nació después de la muerte de su padre, ISIS lo trajo al mundo en los pantanos del lago Burlos.
Allí lo crió en la soledad, sin que nadie supiera donde estaba, para poder protegerlo de las asechanzas y los ataques de SETH, el malvado. Algunas veces el niño, transformado en halcón se alimentaba sirviéndose de su pico. HORUS continuo creciendo, aprendió a leer en los libros y estudiaba los papiros.
HORUS se consagro por completo a la tarea de vengar a su padre. Reunió a su alrededor a los egipcios que habían permanecido fieles a OSIRIS y sin perdida de tiempo se lanzaron contra los conjurados de SETH.
La guerra no terminaba nunca; el combate continuaba sin que nadie resultara vencedor. Entonces los dioses hicieron comparecer a los dos rivales ante el tribunal y ambos aceptaron el arbitrio de THOTH, quien fallo a favor de HORUS.
Sin embargo, esto no puso fin a la lucha. HORUS y sus seguidores continuaron combatiendo a SETH y sus cómplices, los horribles monstruos. Una de las batallas esta relatada a lo largo de los muros del templo de Edfu. SETH escapaba siempre, pero por fin sus compañeros lo abandonaron y huyeron. HORUS salió en su persecución y acabo con todos ellos. Desde entonces HORUS fue el dueño legitimo de la tierra de Egipto.
A pesar de todo SETH no ha muerto, a cada hora del día se reemprende el combate entre los seguidores de HORUS el dios de la luz y los servidores de SETH, dios de las tinieblas. Y cada vez que triunfa el Sol sobre las tinieblas y sobre las nubes tormentosas, los hombres celebran la victoria del valiente HORUS sobre el odioso SETH, el de las astucias inagotables.


TRANSPOSICIÓN PSICOLÓGICA (Interpretación)
  
OSIRIS – Representa lo mas puro que existe dentro del hombre, el conjunto de todas sus virtudes y facultades. Es la porción de dios en nosotros.
SETH – Es la representación de todos nuestros defectos psicológicos, nuestros traumas, nuestras manías, nuestras fobias; los aspectos infrahumanos que todos cargamos en nuestro interior, como el egoísmo, el odio, etc.
LOS DEMONIOS ROJOS DE SETH – Son cada uno de esos defectos psicológicos, de esos elementos infrahumanos, como la pereza, la gula, etc., SETH representa al conjunto de los mismos.
HORUS – Representa la porción de virtudes y de conciencia que quedan en el ser humano. Simboliza al espíritu (dios con cabeza de halcón), que lucha por ascender a los cielos.
ISIS – Es la diosa madre, la que da la vida y que al igual que en otras mitologías, es una madre virgen. Representa las energías que existe dentro del hombre, que cuando este, se lanza decidido a deshacerse de sus defectos psicológicos (los demonios rojos de SETH), ayuda incesantemente al espíritu a liberarse.
ANUBIS – Es el dios con cabeza de chacal, que representa a la justicia divina.
THOTH – Es el señor del verbo y del buen juicio.


ACCION (Análisis)


SETH y sus demonios asesinan a OSIRIS y usurpan el trono de Egipto. Esto simboliza que los defectos psicológicos triunfan sobre las virtudes, en el Egipto psicológico de cada uno de nosotros, manifestándose en nuestro interior mas, el egoísmo que la generosidad, el odio que el amor, etc., haciendo de nuestro mundo interior, dominios de SETH.
HORUS, el hijo de OSIRIS, reúne a aquellos que permanecen fieles a su padre y se enfrenta a los ejércitos de SETH y logra vencerlos y vengar a su padre, acabando con el traidor.
HORUS representa esa conciencia, eso puro que nos queda, que se lanza a combatir, para liberar a su Egipto psicológico de las huestes de SETH, de esos procesos psicológicos negativos que dentro nuestro cargamos, luchando día a día, por hacer triunfar dentro de uno, esos valores de OSIRIS y desechando los valores de SETH, quien a su vez, siempre se encuentra acechando, para tratar de ganar en esa batalla diaria algún espacio.
Una vez que HORUS logra vencer a SETH y sus demonios rojos, OSIRIS resucita como amo y señor, resplandeciente y poderoso.
Una vez, que esa lucha de valores dentro nuestro, quedo terminada, con la victoria de la luz, todas aquellas virtudes y facultades que otrora tuviéramos, se incorporan en nosotros nuevamente.
Este mito, nos habla de la lucha entre el bien y el mal, que tiene como campo de batalla, el interior de cada uno de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada